MOCIÓN DE CENSURA

 

La moción de censura presentada por el PSOE al menos, provoca emoción. Emoción en el sentido de que ha despertado el interés por lo que está ocurriendo, algo que desgraciadamente habíamos olvidado. Interés por la política tanto que aun sin conocer los pormenores, o por mayores, de la misma da la impresión de que llega como agua de mayo, no para todos, ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos. Moción es la acción de mover algo, una alteración del ánimo, con la que vivimos a diario, y aunque solo fuera por eso había que mover ficha. Basta ya de corrupción, esta moción presentada el pasado 25/5/2018, puede ayudar a poner  a cada uno en sitio. Es la segunda que se presenta con el actual Presidente de Gobierno, quien como Presiente a su vez del PP, partido condenado por corrupto, debería haber dimitido de haber tenido un mínimo de ética democrática. En toda la historia reciente desde la larga y fría noche de la dictadura, ha habido tres mociones anteriores que fracasaron, en 1980 González contra Suárez, en 1987 Hernández Mancha contra González y más reciente la de 2017 de Iglesias contra Rajoy, ya lleva dos.

Moción de censura significa, la acción de moverse con objeto de corregir o reprobar algo o a alguien. En la moción que nos ocupa, claramente el algo son las políticas corruptas condenadas por la denostada judicatura y el alguien son los políticos que se envilecieron. La moción de censura viene regulada en la Constitución del 78, art. 113, tiene que ser propuesta por al menos 10% de los diputados, en España el Congreso lo componen 350, entonces al menos 35. Ciudadanos no puede porque tiene 32. Debe ser aprobada por mayoría absoluta y proponer un candidato alternativo. Tienen que pasar 5 días desde su registro hasta su votación, se votará el 1/6/18, en los dos primeros días se pueden poner otras mociones con otros candidatos que se votaran por orden de presentación y si se aprueba una moción de censura no se votaran las restantes. En España la moción de censura es constructiva, el grupo que eleva la moción de censura propone un nuevo Presidente del Gobierno, que será nombrado si la moción es votada mayoritariamente, y continuista, porque no supone el adelanto de las elecciones sino que continúa inalterado el calendario electoral. El proceso aparece normalizado en el Reglamento del Congreso / TITULO VIII. Del otorgamiento y retirada de confianza (Arts. 170-179) / Capítulo tercero. De la moción de censura (Arts. 175-179).

Los números salen, el PP tras las elecciones del 26/6/16, tiene 137 diputados, el PSOE 85, UP 45, C’s 32, En Comú 12, Podemos-Compromís 9, ERC-CATSí 9, CDC 8, Podemos-En marea 5, EAJ-PNV 5, EH-Bildu 2 y CCa-PNC 1. En total 350, 137 para el PP, el resto sumarian 213. Se podría aprobar por mayoría absoluta, 176 votos, incluso si C’s y sus 32 diputados se abstienen o votan en contra, con los 137 del PP. Todavía no sabemos el candidato, aunque parece probable que sea Sánchez, para una transición hacia unas elecciones generales que es lo que reclama C’s, aupado por los anuncios de las encuestas electorales. Unidos Podemos, Podemos + IU, en coherencia con su política parlamentaria tras las elecciones el 26-J, no pone objeciones, del resto suponemos que los nacionalistas catalanes tampoco, el PNV con 5 diputados en caso de no apoyar, dado su compromiso con los PGE, no impediría el triunfo de la moción, ya que los 137+32+5 son 174. Si el diputado del CCa-PNC por los mismos motivos sigue con el PP, la cosa se complica pues sumarían 175, empate técnico. Entonces podría no prosperar, como viene estipulado en, Reglamento del Congreso / TITULO IV. De las disposiciones generales de funcionamiento. (Arts. 61-107) / Capítulo cuarto. De las votaciones (Arts. 78-89). Pero cada uno quedaría retratado y el sistema muy dañado.

Por tanto podemos asegurar que la moción llega tarde, no debió abstenerse el PSOE en la elección de Rajoy como Presidente, en 2016. Debió apoyar, en 2017, la moción de Pablo Iglesias, pero llega ahora, en 2018. Para que en el diario de sesiones del Congreso quede retratada la situación política actual, que no quede en el olvido el caos político, económico y social al que se ha sometido a la ciudadanía por parte de los gobiernos de Rajoy y el PP. Quien sin rubor ha manifestado que esta moción va contra la estabilidad de España y contra la recuperación económica, cabe mayor acto de hipocresía, vulgaridad y desprecio. Solo por eso ya vale la pena. Estamos en la obligación de recuperar lo arrebatado, de consolidarlo para las generaciones futuras, es el momento.

El aguijón.

Anuncios

Acerca de Politiquea

Viñetista y escritorzuelo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en 26-J, Elecciones, Moción de censura, Opinión pública, Partidos políticos, Realpolitik, Sistema político, Votos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s