LA HORA DE LA REPÚBLICA

POR LA III REPÚBLICA

En los albores del siglo XXI, tras un XIX convulso, un XX de reviente, la hora de la modernización llama a la puerta. Y es que la historia nos pasa por delante sin detenerse ni siquiera un momento, se nos va de las manos, todo sigue igual, todos seguimos igual de adormecidos por los conflictos que nos fabrican y por el fútbol. Lo que verdaderamente influye en nuestra realización como personas libres se enmascara, manteniendo a la ciudadanía en un sempiterno compás de espera. Este impasse dura ya demasiado, debemos superarlo con parte del desarrollo humano sostenible.

Más allá de debates ideológicos, la reflexión popular de una ciudadanía emancipada, tras una adolescencia conflictiva, nos debe conducir a un modelo de Estado, de tipo Federal, entendiendo por forma de Estado: Como la forma de organización que los Estados pueden adoptar para las relaciones entre sus tres elementos constitutivos: el territorio, la población y el poder. Por Federal: La asociación de territorios relativamente autónomos que  conforman un Estado, por la reunión de varias entidades territoriales y políticas. Teniendo un sistema de Gobierno: Forma de Gobierno, modelo político de gobierno, modelo de organización del poder constitucional de un Estado a la hora de relacionarse entre los distintos poderes que lo conforman. El modelo que libera al ciudadano su condición de tal, como relación entre iguales, es la República. Que definimos como forma de gobierno de los estados donde el poder lo ejerce el pueblo soberano, eligiendo periódicamente a los gobernantes. Fundamentada en el imperio de la ley.

Por lo que estaríamos hablando de un Modelo de Estado Federal con un Sistema de Gobierno Republicano. Cimentado en: La división de poderes, la participación de la ciudadanía en la política activa, la periodicidad en los cargos, la publicidad y transparencia de todos los actos de gobierno, en la responsabilidad de sus políticos y funcionarios públicos, en la separación y control entre los poderes que la conforman, en la  soberanía ciudadana, en la igualdad ante la ley y en el respeto. El objeto último de las relaciones humanas es el desarrollo pleno de las personas, en todos sus ámbitos, cognitivos, culturales, sociales, en perfecto equilibrio con el ecosistema.

El aguijón.

Anuncios

Acerca de Politiquea

Viñetista y escritorzuelo
Minientrada | Esta entrada fue publicada en 14 de abril, Forma de Estado, Forma de Gobierno, Participación ciudadana, Poder, Sistema de Gobierno, Sistema político y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s