SOBRE EL PODER POLÍTICO

El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra. Karl Marx.

Mutatis mutandi, poder político por religioso, lo terrenal por lo espiritual, cuando en realidad estamos hablando de un poder similar. La razón por la que siempre han estado en conflicto estos poderes, no es otra que por ser tan iguales que se confunden. Maquiavelo lo tuvo claro y así se lo manifestó  a Lorenzo II de Médici, duque de Urbino, en su obra  Il principe, en 1513. Después de abordar en la entrada anterior el poder religioso, el político es un poder que comparte muchas de sus particularidades, en cuanto a legitimidad, poder de coerción, basarse en las características de quien lo ostenta, en sus conocimientos o habilidades. Es un poder de referencia, tan dificil de conseguir como de mantener. Como el religioso se soporta por el grado de cumplimiento, identificación o interiorización que la ciudadania le otorga.

El poder político varia mucho, según en que epoca o que tipo de gobierno que se dé. No es igual el gobierno del período faraónico que el de una democracia actual, como tampo lo es, el gobierno de un país como Portugal o el que se da en Arabia Saudí. Desde una perspectiva científica en campos como la sociología, la filosofía o la política, se aportan matices que ayudan a acotar el significado del término.

Así desde un punto de vista sociológico las corrientes más influyentes son las defendias por Weber y Marx. Para el antipositivas Max Weber, el poder es la probabilidad de imponer la propia voluntad dentro de una relación social, aun en contra de toda resistencia y cualquiera que sea el fundamento de esa probabilidad. Para la sociología marxista el poder es, la distribución desigual de este, existe independientemente de las intenciones o propositos de los individuos. Se trata del poder de las clases dominantes sobre las dominadas. Se ejerce desde el Estado, desde sus aparatos represivos o ideológicos, aunque en ocasiones se origina en la esfera económica.

Desde una perspectiva filosófica el poder, es la facultad, el ejercicio del imperio o del dominio sobre otros, siendo el ejercicio del poder político la forma organizativa que adopa el Estado. Esta organización adopta diversas formas de legitimación, para Platón sería la superioridad que otorga el conocimiento, para Hobbes una justificación contractualista o para Marx la dominación de una clase social.

Finalmente desde la optica de la ciencia política, el poder es conseguir que la conducta de los demás se adapte a la propia voluntad. Como consecuencia del ejercicio de la influencia sobre otros sujetos o grupos que obedezcan bien por haber sido manipulados bien por la amenaza del empleo de la fuerza. Este poder es político cuando se ejerce amparado en un contexto donde la coerción es legítima, normalmente el Estado, apoyado en la idea de soberanía, justificado en la necesidad de conseguir el orden social.

Inmersos en el entramado político actual, el poder político se ha externalizado, no está concentrado en los dirigentes elegidos o impuesto para tal fin, presidentes, dictadores u otros, siendo estos meros ejecutores de las directrices impuestas desde otras esferas, normalmente económicas o con intereses en ese ámbito. Tanto es así que la ejecución de las políticas públicas se ve constantemente afectada por las presiones ejercidas por distintos lobbies, defensores de los intereses de grandes corporaciones o de otros estados. Quedando en manos del Estado la capacidad decisoria respecto a temas de orden interno, ya que las políticas en áreas de tanta importancia como las, sanitaria, educativa, servicios sociales, empleo, incluso comerciales, se imponen los intereses de las grandes corporaciones, a través de acuerdos supranacionales, sobre la ciudadanía, que contempla con impotencia la vorágine privatizadora de los servicios públicos, la deslocalización de recursos, los contratos comerciales TTIP o CETA, o la flexibilidad en la regulación de las relaciones laborales. Todo en aras de la eficiencia económica, por otro lado no demostrada. Sin poder participar, impávidos ante tanta agresión, se impone la definición marxista, dominación de una clase, económica, sobre otra, la humana.

Dejándonos, a la mayoría social, la clase dominada una reflexión, tan importante es la eficiencia económica que reporta beneficios a menos de un 1% de la sociedad sin importarles que la consecuencia de su modelo es una huella ecológica que nos asfixia o una eficiencia social que elimine esta huella, impulsando el desarrollo de una sociedad sostenible que aportaría beneficios añadidos al entorno social y medioambiental.

 

@Polithiquea

PD: Con la próxima entrada, sobre el poder económico, acabamos la serie sobre el  podero no…

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Forma de Estado, Forma de Gobierno, Impolítica, Plutocracia, Plutonomia, Poder, Realpolitik y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s