TRANSFUGUISMO

Nos están robando, españoles. Una banda de forajidos que se ha apoderado del poder público para saquear a mansalva a la patria. Y creo que tenemos derecho a creer que el rey cobra su quiñón del botín, según uso de cruzada.  Miguel de Unamuno.

 08-soledad-b       Viene del latín, transfúga, pero no solo la palabra, el tránsfuga sabe latín. En su definición académica se trata de un sujeto que pasa de una ideología o colectividad a otra. Parece legítimo, incluso desde el punto de vista evolutivo que una persona cambie de criterios a lo largo de su experiencia vital. Lo no parece tan claro es que una persona que concurre a unas elecciones bajo las siglas de una organización, ayudado por las herramientas de esa organización, en definitiva con el apoyo como único vehículo para acceder al cargo de una determinada organización, tenga la fuerza moral, ética y estética de poder renunciar a todo lo que posibilitó su trampolín al cargo, y quedarse en el cargo en contra de lo que le llevó al mismo.

        No es coherente, al contrario es contradictorio, vender al electorado unas siglas políticas, con las filias y fobias que esto genera. Defender, así mismo, un proyecto político, comprometerse con unos compañeros de partido que le auparon  en la creencia de que era lo mejor para cumplir el proyecto del partido, para después dar la espantá, normalmente porque el mismo partido que le propuso, ahora decide promocionar otra persona en tú lugar. En todos los casos esta actitud es una traición. Se puede evolucionar, cambiar o entender la acción política desde cualquier ángulo democrático, lo que no se debe es mantenerse en el puesto a costa de los recursos de otro. Pervirtiendo lo más sagrado de la democracia, el voto. Quienes votaron un candidato bajo unas siglas, dudo mucho que le hubieran votado con otras, máxime cuando hablamos de transfuguismo, ya que es habitual que se pasen a la opción política antagónica.

        Esta circunstancia, parece que la entendieron los partidos políticos y la sociedad en España, lo que derivó en la aprobación de la Ley Orgánica 2/2011, de 28 de enero, por la que se modifica la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General. En su preámbulo VII, Una última mención ha de realizarse a la exigencia de otros tres aspectos del régimen electora. (…)Y, el tercero, alude a una anomalía que ha incidido negativamente en el sistema democrático y representativo y que se ha conocido como «transfuguismo».

        Probablemente con esta reforma no se podrá evitar que sigan existiendo «tránsfugas», pero sí que con su actuación modifiquen la voluntad popular y cambien gobiernos municipales. Todos los partidos han sufrido la práctica de personas electas en sus candidaturas que abandonan su grupo y modifican las mayorías de gobierno. De ahí que fuera una necesidad imperiosa encontrar una fórmula para que, desde el respeto a la doctrina del Tribunal Constitucional, esto no volviera a producirse. Se trata, en definitiva, de una medida de regeneración democrática que contribuirá a eliminar las tensiones políticas y sociales y que favorecerá de cara al futuro la estabilidad en la vida municipal(…)

        Es cierto que los grandes partidos han sido y siguen siendo los mayores beneficiados del transfuguismo, pero no es menos cierto que es una acción deleznable. Si un representante de un partido político entiende que sus criterios han dejado de ser compatibles con los principios del partido al que pertenece. Solo debe dejarlo y volver a empezar en donde mejor se encuentre representado. Eso sí, no a costa del electorado, del partido y del propio sistema. Nadie somos imprescindibles, en política menos, por ahí, solo sirve la vocación, el altruismo y el compromiso, valores que el tránsfuga mancilla sin rubor. La ley no debería ser tan permisiva, castigando al tránsfuga solo por serlo, debería además inhabilitarlo para la actividad política representativa, dejando sin efecto su actividad política.

@Polithiquea

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Bipartidismo, Opinión pública, Pactos, Partidos políticos, Sistema electoral, Sistema político, Transfuga, Votos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s