EUROPEOS SI PERO…

EUROPEOS SI PERO…

                                                                         26. Deb4cle b

El valor de una comunidad representa

su trabajo acumulado.

Karl Marx

 

 

 

En estos momentos cruciales del proceso comunitario europeo podríamos creer que lo que está en liza es el futuro de la Unión Europea, pero de qué Unión estamos hablando. Si echamos la vista atrás, desde una perspectiva histórica, Europa nunca estuvo unida, ni tan siquiera, y fueron muchos los intentos, con la fuerza de las armas. Los paleoantropólogos afirman que la vida como tal llego en oleadas procedentes del continente africano, que entraron por la península ibérica o por extremo oriente, en sus denominaciones actuales. Desde entonces y hasta ahora, todo tipo de luchas y desmanes han provocado que Europa sea un continente bañado en sangre, en continua disputa y permanente movimiento de fronteras internas.

En tan pequeño territorio se han dado guerras de todo tipo y duración, desde las pírricas a las mundiales, dándose confrontaciones entre estados, entre alianzas de estados, o dentro de los propios estados. No solo las invasiones o ansias territoriales han modificado fronteras, a esta empresa ha contribuido y mucho las distintas monarquías, según su herencia divina, las posesiones se unían o desunían en función de las alianzas matrimoniales y de las sucesiones a la corona. Dando lugar a un ordenamiento territorial cuando menos inquietante. Bajo el control de algún estado europeo, en algún momento de la historia, hubo y hay, posesiones en todos los continentes, manteniendo colonias dentro y fuera del propio continente europeo.

Tan cansado, roto y exhausto se hallaba el continente europeo tras la II Guerra Mundial, que ese hartazgo provoco en la conciencia política del momento la necesidad de un modelo de integración que abriera un horizonte de paz y estabilidad. En ese contexto el ministro de exteriores francés, Robert Schuman, propuso la creación de una autoridad que controlase la producción del carbón y el acero entre los países que así lo quisieran, fue el germen de las comunidades europeas. En un discurso, conocido como la Declaración Schuman, el día 9 de mayo de 1950, dirigido a los países europeos. Quizás influyó que Schuman llegase a tener hasta tres nacionalidades a lo largo de su vida, luxemburguesa, alemana y francesa.

Desde entonces hasta hoy han pasado 65 años, como quien dice una buena edad para jubilarse y, la vieja Europa, más por gastada que por otra cosa, harta de guerras intestinas, intentaba colaborar unida sin fronteras, su intento se llamó Comunidad Económica Europea, no muy social al principio, desde entonces la Unión Europea ha pasado de los 6 estados fundadores en 1951 a los 28 de 2016.  La relación  con el Reino Unido comienza cuando Inglaterra e Irlanda se incorporaron en 1973, tras el bloqueo francés a su incorporación desde 1961. En 1975 se convoca un referéndum en el que con un 67%, los ciudadanos británicos muestran su apoyo a la unión. En 1978 se acurda crear el Sistema Monetario Europeo, del que el Reino Unido se niega a formar parte. En 1984 Margaret Thatcher logra el llamado cheque británico, con el que reintegra anualmente parte de las aportaciones económicas que realiza el reino a la unión. En 1992 se quedan fuera del euro. Cuando en 1995 entra en vigor el tratado de Schengen, que suprime fronteras territoriales entre países miembros, vuelven a rechazar adscribirse. En el año 2011 el Reino Unido es el único país que se niega a la unión en política fiscal y económica. En 2012 se niega a firmar el Tratado para la Estabilidad, la Coordinación y la Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria.

Con este bagaje el próximo 23 de junio los habitantes del Reino Unido, Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia y Gales, más los nativos de países de la Commonwealtn que residan en el Reino Unido mayores de 18 años, los británicos que lleven menos de 15 años residiendo en el extranjero, los ciudadanos de sus territorios de ultramar y los residentes en la colonia dentro de la Unión Europea de Gibraltar tendrán derecho a votar si quieren o no seguir en la Unión Europea. Y todo por un problema de fronteras, no en el sentido que el marxismo preconizaba, la unión de todas las razas humanas a través de la eliminación de las fronteras, los británicos están sienten más simpatía  por la globalización eliminó las fronteras pero solo a nivel corporativo-empresarial. Sin ir más lejos el pasado 16/6/16, tras el asesinato tan lamentable como incomprensible, de la parlamentaria inglesa defensora de la unión Jo Cox, a tiros, al grito de Britains first, en un programa de televisión español, El intermedio, aparecía una trabajadora de nacionalidad inglesa, en la ciudad de Torremolinos, afirmando que votaría si a la desconexión porque la city no puede soportar la presión migratoria.

Ante este cúmulo de circunstancias, dejando otras en el tintero, solo queda gritar, alto y claro, good bye English people, welcome Scottish people, Irish people, Welsh people and Gibraltarians. Y todo porque un reino no entra en una Unión Europea en la que los ciudadanos son los soberanos. God save the Queen…

@polithiquea

Politiquea Banner

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en 23-J, Brexit, Gibraltar, Jo Cox, Schuman, Unión Europea y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s