COALICIONES

COALICIONES DE GOBIERNO06. LA RULETA

Debe ser muy grande el placer que proporciona el gobernar, puesto que son tantos los que aspiran a hacerlo.
François-Marie Arouet, Voltaire.

Ante la falta de argumentos razonables, algunos fuerzan la razón por medio de la demagogia. Esto es lo que ocurre cuando el Presidente en funciones afirma que nada de pactos o coaliciones de izquierdas, interpretando unilateralmente que lo que España necesita es un partido solido (PP) apoyado por las fuerzas constitucionalistas (PSOE y Ciudadanos), que según sostiene, coinciden en lo fundamental, dícese la unidad territorial, la soberanía nacional, la igualdad de todos los españoles en derechos y libertades y el cumplimiento de las leyes que amparan estos derechos y esa igualdad. Frente a aquellas formaciones políticas que solo pretenden violentar las leyes democráticas, la legitimidad de sus instituciones autonómicas, o violentar los derechos, de todos los españoles de bien, incluidos la mayoría de los catalanes que no quieren la independencia. Con estos argumentos tan profundos, el Presidente en funciones obvia lo evidente, que si bien su partido es el que más votos y escaños obtuvo, estos no fueron suficientes para que repitiese mandato, por lo tanto la mayoría no confió en él como nuevo presidente. Si atendemos a la distribución de votos, tampoco los datos están de su parte ya que las fuerzas consideradas de izquierdas suman más votos y escaños que las de derechas.

Resultados 20-D

Como podemos observar en el cuadro, las formaciones sombreadas en azul se corresponden con ideologías próximas al espectro conservador y las sombreadas en rojo con el progresista, atendiendo a la vieja partición derecha izquierda. Según este postulado las formaciones de derechas obtendrían 11.987.992 votos frente a los 12.935.225 votos para la izquierda, lo que supone una diferencia a favor de las fuerzas progresistas de 947.223 votos, a los que podemos sumar los 9.280.639 de las abstenciones, más los 226.947 nulos y los 187.771 en blanco, datos que echarían por tierra la manida referencia a que gobierne el partido más votado, con la retahíla de que es lo que los ciudadanos desean.

Obviamente lo que la mayoría desea es un gobierno entre fuerzas de izquierdas, que es lo adecuado al ordenamiento vigente, con un sistema multipartidista y parlamentario. Esta mayoría se puede alcanzar por dos vías, mayoría absoluta o simple, esta por medio de coaliciones y pactos de gobierno. Respecto a las coaliciones podemos diferenciar tres modelos. El modelo danés, a priori, en el que antes de las votaciones el candidato de cada partido manifiesta a quien dará su apoyo para la formación de gobierno. Con lo que las alianzas están claras de antemano. Un segundo tipo es el sistema mayoritario francés, inter médium, todas las fuerzas concurren en una primera vuelta, quien alcance la mayoría absoluta obtiene la victoria, de no ser así, se acude a una segunda vuelta en la que el voto útil se concentra normalmente en alianzas entre formaciones con ideología afín. Con lo que las coaliciones para la segunda vuelta, no solo como apoyo si no con el claro objetivo de que no gane el otro, se dan sin el menor problema. La tercera modalidad, a posteriori, se da en sistemas como el español, en el que conviven lo peor del sistema mayoritario, el bipartidismo. Con lo peor del sistema proporcional, las circunscripciones desiguales que favorecen a los partidos mayoritarios y a los partidos con el voto concentrado a nivel local. Como todo sistema proporcional permite una vez concluido el escrutinio, que las distintas fuerzas lleguen a pactos de gobierno cuando sea necesario.

Por qué entonces lo del partido más votado, pues obviamente por el lastre del pasado dictatorial que aflora en los momentos de cruce, transición o 15-M. En los que las fuerzas reaccionarias ponen palos en las ruedas, frenando con todas sus fuerzas cualquier viento de cambio. Si en el 77 tragaron con el PCE y no pasó nada, en el 16 lo harán con IU, Podemos, En Marea, En Comú, Compromís, Equo o Bildu, donde una sociedad más formada e informada reclama su espacio, el momento ha llegado.

@polithiquea

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en 20-D, Pactos, Realpolitik y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s