SOBRE LOS VOTOS

SOBRE LOS VOTOS

(¿UN CIUDADANO, UN VOTO?)

El día después.

Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo.
Abraham Lincoln.

Hoy es un buen día para reflexionar sobre los votos, no como ofrenda, sino como papeleta con la que expresamos nuestras preferencias, depositada en una urna, transparente. Sobre estos votos, (papeleta dentro de sobre, para elegir entre los candidatos, en cada provincia votamos a los candidatos de turno, para que estos deleguen su voto en el candidato que su partido propone para Presidente de Gobierno), hay que hacer algunas aclaraciones. La democracia, presupone la celebración de elecciones periódicas, en España cada cuatro años, para elegir representantes por medio del voto. Para que el voto se dé con garantías y las elecciones no salgan trufadas, estas se han de realizar mediante sufragio universal, libre, igual, directo y secreto.

Son muchos los modelos de voto utilizados a lo largo y ancho y profundo de la esfera terrestre, entre los más comunes tenemos; según las opciones, voto único, múltiple, limitado, acumulativo, doble, preferencial, combinado, alternativo, positivo, sustractivo, en blanco, nulo, transferible o la abstención(ausencia de voto). Según el fin, voto útil, de censura, de confianza, de calidad y de castigo. Según el modo, voto presencial, por Internet, electrónico, a distancia, por correo, donado o delegado. O según el modo, voto cantado, rogado, observado, a mano alzada, por escrito, aprobatorio, voto ponderado y voto recurrido.

Estos votos se emiten sobre unas listas con los nombres de los candidatos, normalmente una lista por partido político. En España tenemos la excepción del Senado, donde se presenta una lista con todos los candidatos clasificada por partidos. Estas listas pueden ser como en España, cerradas y bloqueadas para las elecciones municipales, autonómicas, al Congreso de Diputados y elecciones europeas. Listas abiertas como el caso del Senado, donde sobre una papeleta con todos los partidos se eligen tres opciones, pudiendo marcar candidatos de distintas formaciones políticas. Otra opción que en España no se da, son las listas cerradas y desbloqueadas, en las que se puede alterar el orden de preferencia de los candidatos.

El tema de la circunscripción, división electoral sobre un censo de electores, en España para todas las elecciones, excepto municipales y europeas, es la provincia. También conocida como distrito electoral, determina el ámbito territorial sobre el que, a partir de un censo o padrón electoral de ciudadanos con derecho de sufragio activo reconocido, se procede a la elección de los representantes. En el caso de las municipales, la circunscripción es el municipio y en el caso de las europeas, el distrito es único, abarca todo el estado.

La fórmula matemática para la conversión de los votos en escaños utilizada en España es la conocida como Ley de D`Hondt. La diferencia a la hora de utilizar unas u otras viene marcada por el tipo de sistema electoral de cada Estado, si es proporcional (España) o mayoritario (Reino Unido). Los países que se decantan por el proporcional, eligen al presidente del gobierno una vez constituido el parlamento, como es el caso de España, aquí no se elige presidente, se eligen diputados que después votan en sesión de investidura a quien será presidente, normalmente el candidato del partido con más diputados, aunque no sea obligatorio. Cuando el sistema es mayoritario, el más votado directamente es presidente. Para uno y otro sistema se utilizan distintas fórmulas, cuando el modelo es proporcional las más habituales son, el voto único transferible, las fórmulas de resto mayor (cuota de Haré o Hare-Niemeyer, cuota Imperiali, la cuota de Droop o la cuota de Hagenbach-Bischoff). Las fórmulas de la media más elevada (fórmula D’Hondt, fórmula de Sainte-Lague o fórmula de Sainte-Lague modificada). En el caso de los sistemas mayoritarios las más empleadas son, la fórmula de la mayoría relativa, de la mayoría absoluta, del voto alternativo, voto limitado, voto único no transferible, voto acumulativo, del voto fraccionado o por puntuación. En España además es necesario alcanzar al menos, el 3% de los votos válidos emitidos en la circunscripción, sino se supera este listón los votos nos serán contabilizados.

Teniendo en cuenta lo dicho hasta aquí, la Ley de D’Hondt, no es la culpable de la mejor o peor distribución de la representatividad en España, la verdadera culpable es la circunscripción. En el caso de las europeas, la circunscripción única permite una representatividad casi perfecta entre los votos obtenidos y los escaños otorgados a cada formación, y se aplica la misma fórmula. Sin embargo, cuando hablamos del distrito provincial, ocurre que los partidos mayoritarios con representación en todo el territorio, se ven favorecidos, como se obtiene diputado por restos, los restos de los partidos pequeños no pasan el corte y se pierden por el camino. Los defensores de esta circunscripción aluden a que en una circunscripción única no habría representación de las provincias pequeñas, los detractores alegan que representación tienen ahora, si como en el caso de Guadalajara las listas de los partidos mayoritarios, están encabezadas por paracaidistas.

El sistema actual heredero de la distinta correlación de fuerzas que se dio durante la transición favorable a los continuadores de la dictadura, ha provocado que el sistema electoral favorezca a los grandes partidos (PP y PSOE) y a las formaciones nacionalistas con el voto concentrado en su región (EAJ-PNV, DiL, CC, ERC, UPN o Bildu) frente a otras como IU, Podemos o Ciudadanos. Por lo que no valen igual los votos de los electores, unos partidos necesitan menos votos por escaño que otros, por lo que el sistema no es proporcional ni justo, es ventajista. En las última elecciones generales del 20 de diciembre, los resultados arrojaron que para obtener un escaño, al PP le hacían falta 58.570 votos, al PSOE 61.369, a Podemos 75.102, a Ciudadanos 87.379, a ERC 66.554, a DiL 70.660, a EAJ-PNV 50.264, a UP-IU 460.793, a Bildu 109.234, ya CC 81.436 votos.

La lectura que se puede extraer es fácil, el sistema no es proporcional, pero tampoco es justo, sobre todo cuando oímos hablar de que lo justo es que gobierne la lista más votada. Si tenemos en cuenta que el sistema parlamentario, busca la representatividad por encima de las mayorías vemos, que el PP obtuvo 7.212.752 votos, el PSOE 5.530.779, Podemos 5.189.463, Ciudadanos 3.500.541, UP-IU 923.133, ERC 599.289, DiL 565.501, EAJ-PNV 301.585, Bildu 218.467 y CC 81.750. Como corolario podemos aseverar que el voto mayoritario proporcionalmente hablando es de formaciones consideradas ideológicamente de izquierdas (PSOE, Podemos, UP-IU, ERC, Bildu y CC) con un total de 12.542.881 votos frente a los 11.580.379 votos obtenidos por las fuerzas conservadoras, tradicionalmente de derechas (PP, Ciudadanos, DiL, EAJ-PNV). Queda claro a quién beneficia este sistema y porqué no se cambia.

No es de extrañar que pensadores de la altura de Theodor Adorno, desconfiasen de la política, con pesimismo advertía que la praxis política no liberaría nunca al administrado, dadas sus condiciones opresivas, defendidas por acomodados burgueses a nivel de calle y grandes corporaciones a nivel de estados. Si como hemos demostrado, no todos los votos valen igual, la representatividad que en entredicho, al ciudadano se le arrebata el único arma que tiene para combatir la desidia de un gobierno inmisericorde, solo podremos salir de esta situación desde la acción de individuos autoreflexivos que se unan y desarrollen una fuerza colectiva para alcanzar la verdadera libertad y la felicidad. Tenemos que dotar al voto de igual valor para todos. Dejarnos de subterfugios matemáticos o de leyes tramposas, estamos en un siglo nuevo y demandamos políticas nuevas.

Post data, aunque también da sorpresas, como que formaciones unidas en el ámbito nacionalista, vayan por separado en el nacional o que distintas fuerzas apoyen a distintos partidos según hablemos de parlamento europeo, nacional, autonómico, provincial o local.


 

Consultas realizadas,
https://es.wikipedia.org/wiki/Voto_%28elecciones%29
https://es.wikipedia.org/wiki/F%C3%B3rmula_electoral
http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/lo5-1985.html
http://politica.elpais.com/politica/2011/05/19/actualidad/1305823296_459579.html
http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2015/12/22/la-escasisima-representatividad-del-sistema-electoral-espanol/
Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en 20-D, Bipartidismo, Elecciones, Partidos políticos, Votos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s