SOBRE LA EDUCACIÓN

SOBRE LA EDUCACIÓN

(NO ADOCTRINAMIENTO)

La escuela
Los brutos, nada más nacidos, ya traen consigo del vientre de su madre lo que han de poseer.
Giovanni Pico della Mirandola.

Lo de mala o buena depende del lugar, de la época o del prisma con que se mire. Lo cierto es que la educación entendida como mecanismo para alcanzar el conocimiento, es una herramienta que nos hace libres. Probablemente ahí este su pecado, la libertad, objeto de deseo de todos los hombres para sí, pero que desean controlar en los demás. Ludwig Wittgenstein nunca se ocupó de la política, aunque sus razonamientos sean considerados una influencia importante. Era profundamente escéptico respecto a la posibilidad del cambio social a partir de un pensamiento político programado. Creía que para cambiar el mundo, nuestra tarea se reducía a mejorar como individuos. Nos decía que en política no se pueden separar lenguaje y acción, cuando el político habla, su discurso es acción. Su proposición tendrá sentido en la medida en que represente un estado de cosas lógicamente posible, será verdadera cuando acaezca efectivamente.

No cabe duda que su línea de pensamiento es totalmente adaptable a lo que se debe exigir a un sistema educativo inclusivo y comprometido con la sociedad. Si pretendemos mejorar como individuos y que esta mejora redunde en la sociedad, hemos de hacerlo dentro de un contexto cultural y educacional adecuado. Alcanzar estas cotas de desarrollo sostenible solo es posible a partir de la inclusión, en la escuela pública, de todas las personas desde la infancia, teniendo en cuenta los condicionantes externos e implementando las necesidades que aparezcan para alcanzar el equilibrio necesario que propicie que todos podamos desarrollarnos en igualdad. Tiene que ser la educación pública y no privada por este sencillo argumento, si es privada, el control es privativo de quien lo patrocina.

Es vital su importancia, reconocida como un derecho fundamental en un espacio de libertades públicas. El derecho a la educación universal, libre en su ejercicio con respeto a los principios democráticos de convivencia, para conseguir el pleno desarrollo humano solamente puede ser garantizado por un estado, democrático, libre y laico. De esta manera no caeríamos en aberraciones como la de equiparar el estudio de la asignatura de religión, católica para más inri, en el mismo plano que el resto de materias científicas o artísticas, como ha ocurrido con la implantación de la famosa LOMCE, del no menos afamado ministro Wert.

Tampoco se editarían panegíricos, como el libro de 6º de primaria de Ciencias Sociales que loa a la expresidenta, Aguirre, aparcadondequieras que me llevo todo por delante tamayazo aparte…, defendiendo la idea de que llevó la modernidad a Madrid obteniendo un récord de votos o que la dictadura fue consecuencia de la inestabilidad política en la Segunda República. Esta denuncia proviene de manera premonitoria de la FAPA del CEIP GINER DE LOS RÍOS, haciendo honor a quien tributan su nombre, fundador de la Institución Libre de Enseñanza. No parece admisible que desde la universidad se fuerce a los alumnos a estudiar la asignatura de Religión Católica, frente a Educación Intercultural, para futuros profesores que lo serán de alumnos de diferentes creencias.

La mala educación, la que adoctrina, la que alimenta a gene sumisa, la que desarma la crítica o prohíbe la filosofía en la escuela, se combate, con políticas públicas tendentes a la participación, la igualdad, que pretenden alcanzar la cohesión social, la justicia y la inclusión en la sociedad. No se trata de que la educación produzca grandes éxitos académicos o que potencie aquellas mentes memorísticas y disciplinadas, sino todo lo contrario, ocurre en muchas ocasiones que las personalidades más egregias lo han sido sin tener un buen currículo académico como soporte. La educación debe fomentar el debate, el intercambio, la originalidad, la innovación, en definitiva estar siempre abierta al cambio y la transformación. El miedo que nos quiere embutir los sectores más reaccionarios siempre proclives al adoctrinamiento eliminando la filosofía, del latín philosophĭa, y este del griego antiguo φιλοσοφία, amor por la sabiduría, o equiparando los estudios religiosos impartidos por profesionales designados por el obispado a los estudios científicos, lingüísticos o sociales, aquel miedo es consecuencia del miedo que estos retrógrados tienen a que el pueblo, libre, piense por sí mismo. Mejor se lo damos todo pensado, como dios manda, no sea que se nos revuelvan y se termine la bicoca.

Alcanzar la cohesión social suficiente para conseguir el consenso necesario, donde no predominen intereses espurios sobre el interés general, no puede venir solo del tipo de asignaturas que se imparten en la escuela, es necesario cambiar a la par el modelo económico capitalista, ya superado. Una alternativa interesante es la propuesta por Christian Felber, la teoría del bien común, frente al capitalismo casposo, depredador, promotor de la austeridad a la par que acumulador para sí. Impulsa una economía basada en la ética y en el reparto del trabajo, sostenible en un mundo tan cambiante, que se adapte a las verdaderas necesidades de la humanidad y no de las corporaciones. Un nuevo orden económico que acompañado de una regeneración del sistema político, permita a la sociedad reducir la desigualdad.

Post data, el portero de fútbol del Madrid da las gracias a Dios por ayudarle, el delantero del atleti, pensará que Dios solo está con el Madrid, se nota que son foráneos, los de aquí sabemos que también está con el pp, y los apolíticos… vamos, los de derechas de toda la vida como sus padres…que diría aquel.


 

Consultas realizadas,
Corcuff, Philippe: Los grandes pensadores de la política, El libro de Bolsillo, Alianza Editorial 2008.

http://www.eldiario.es/sociedad/FAPA-retirar-Ciencias-Sociales-Primaria_0_433256799.html

https://laicismo.org/2015/la-universidad-publica-de-leon-fuerza-a-alumnos-a-cursar-la-asignatura-de-religion/134630

http://www.publico.es/economia/christian-felber-economia-del-comun.html

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Educación, Teoría del bien común y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SOBRE LA EDUCACIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s