SEGREGACIÓN

SEGREGACIÓN

(27 DE SEPTIEMBRE)
Mas Más

La política es la sombra que proyecta la gran empresa sobre la sociedad.

John Dewey.

Mas más, parece un estrambótico juego de palabras del título de la película Mad Max, con un argumento igual de apocalíptico, con personajes al límite, pero es mucho más, Mas. El discurso de Artur, es más segregacionista, que nacionalista o independentista, entendiendo por segregación, según la segunda acepción de la RAE, separar y marginar a una persona o a un grupo de personas por motivos sociales, políticos o culturales.

Después del intento historicista, vamos a abordar el independentismo catalán desde un punto de vista antropológico. La antropología es una ciencia que engloba diferentes campos, lingüístico, social o cultural. La biológica supera el interés de esta disertación.

De la rama lingüística podemos colegir que si bien el español es un dialecto nacido del latín, también lo es el catalán, con variaciones propias de cada región, con un desarrollo semejante tanto cultural como geográficamente. Dándose bucles paradójicos como la diferenciación entre, el catalán, el valenciano y el balear.

La antropología social, cultural o etnológica, centra su estudio en las relaciones humanas, a través de sus costumbres, creencias, relaciones de parentesco, estructuras políticas, económicas o urbanísticas. Salvando las características propias de cada zona, en general más de lo mismo.

Este proceso, independentista, es reclamado de un tiempo a esta parte con cierta originalidad, como en septiembre pasado formando una gran V, por 1,8 millones de manifestantes a lo largo de 11 Km, convocados por el seny catalán, autentico maquinador de esta deriva segregacionista, la casta dirigente, el poder empresarial y económico.

Cierto es que la casta política catalana, no está a la altura de los estadistas que pretenden ser, no siendo más que delegados del poder corporativo regional. Pretenden construir, caso Pujol aparte, una identidad nacional a partir de una bandera compartida, un idioma no exclusivo, sin otra diferenciación que las propias de cada territorio.

Todo con matices, pero la bandera es heredera de la Corona de Argón, su patrón católico es Sant Jordi, sin comentarios y el día nacional, la Diada, el 11 de septiembre, ahora día de la independencia, conmemora aquel del 1714 cuando las tropas borbónicas vencieron a las austracistas en la guerra de sucesión española.

Hoy elevado a símbolo nacional, otrora fin de la confrontación de los intereses de las distintas fuerzas europeas por repartirse los restos del imperio de los austrias. No debe ser un obstáculo, para que cada pueblo se constituya, gobierne y se relacione, como mejor entienda, libremente, siempre en busca del bienestar, nunca frente a otro pueblo.

A esto es a lo que se refería Émile Durkheim cuando manifestaba que el Estado se define a través de las funciones que cumple, como también lo hacen los líderes políticos. Advirtiendo que estas funciones debían ser limitadas para que no manejaran ni los lazos sociales, ni la conciencia colectiva.

Son los ciudadanos quiénes están legitimados a retirar ese envoltorio demagógico, elaborado por la casta política catalana surgida tras la transición, quiénes como ciudadanía empoderada, con conciencia pública ciudadana, los que en su libre determinación, decidirán sobre su futuro.

Parece posible concluir que las diferencias existentes entre las distintas sensibilidades desarrolladas dentro del marco geográfico de la península ibérica, no han sido atendidas con el respeto debido, el que casi consiguieron cuando fueron reconocidas en el breve periodo republicano.

Las fuerzas dominantes durante el mal llamado proceso de la transición, en aquel momento desequilibraron la balanza a favor del continuismo, maquillado de libertades, pero con el rostro pétreo de las oligarquías, plutocráticas herederas de la dictadura.

Cerrando el proceso, para no dejar lugar al debate sobre qué sistema de gobierno, monarquía o republica, que forma de estado, federal o unitaria, se ajustaba a la realidad peninsular. Así como, la facultad ciudadana de dotarse de una bandera o un himno sin lastres del pasado. De aquellos polvos, estos lodos.

Post data, casualidades de la vida o mera coincidencia, otro 27 de septiembre pero de hace 40 años fueron asesinados cinco hombres en los últimos fusilamientos de la dictadura franquista…


Consultas realizadas,
https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89mile_Durkheim#El_Estado
http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/diada-2014-directo-3509125
http://www.nuevatribuna.es/opinion/pedro-luis-angosto/franco-muerte-venas-27-septiembre-1975/20140926142627107569.html
http://ianasagasti.blogs.com/mi_blog/2011/09/27-de-septiembre-de-1975.html

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en 27 de septiembre, Forma de Estado, Independencia, Participación ciudadana, Plutocracia, Sistema de Gobierno, Sistema político y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s