SECESIÓN

SECESIÓN

(27 DE SEPTIEMBRE)

independenciaEl Estado, el más frío de todos los monstruos fríos.
Zaratustra.

Los problemas de Estado lo son en el estado en que se encuentren. Por secesión entendemos el acto de separarse de una nación parte de su pueblo y territorio. Bien pues en estado actual del debate político solo oímos hablar de independencia, libertad, especialmente la de un Estado que no es tributario ni depende de otro.

Lo que la clase política dirigente manifiesta no es tanto un debate sobre la independencia, obviamente Cataluña nunca fue colonia, ni territorio conquistado; como de secesionismo. Es importante no hacer usos torticeros del lenguaje por que nos podrían llevar a situaciones confusas.

Sin la intención de suplantar la sabiduría propia de los historiadores, me permito hacer un esquemático resumen de la evolución histórica de Cataluña en su devenir dentro de los límites geográficos de la península Ibérica. Manifestando que en mi opinión las fronteras no son soluciones, como aspiraba Saramago, en la península debería existir un único país, la República Federal Ibérica.

Cierto es por otro lado, que nadie puede ni debe impedir a un pueblo decidir sobre el tipo de gobierno que se quiere otorgar, así como las formas de organización que el propio pueblo entienda que les conviene adoptar.

Adoleciendo de historicismo, de los elementos políticos o antropológicos hablaré en otra entrada. Desde las primeras tribus indígenas a Artur Mas, acontecen circunstancias que reflejan más un viaje en común, dadas las realidades acaecidas, que la de territorios separados.

Esta conexión es evidente desde la primera ocupación por Roma, 218 a.C., integrando el territorio dentro de otro más amplio llamado Hispania Citerior, igual viene de ahí la idea separatista, ulterior. Evolucionó esta demarcación para el 27 a.C. integrar la provincia Tarraconense.

En el 410 de nuestra era la piel de toro cae en manos de los Visigodos. Eurico en el 475 traslada su capital a Toledo. Con lo que las divisiones geopolíticas romanas quedan difuminadas en un mismo territorio sin distinción fronteriza alguna.

La dominación visigoda acabó cuando en el 711 las tropas de Tarik entran en la península ibérica ocupando la septimania visigoda en el 718. El imperio carolingio del norte, deposita el mando y defensa de la marca hispánica en Wifredo el Velloso, en el 878. Quien en plena crisis de fragmentación del imperio carolingio se independizó de facto del reino franco.

En el 1035 hereda Ramón Berenguel I los títulos de, Conde de Barcelona y Gerona, de Osona, de Carcasona y Rasés. Fue llamado también Hispaniae subjugator, Apoderador de España. Que en 1137 tras las capitulaciones matrimoniales de su bisnieto Ramón Berenguel IV con Petronila de Aragón, aúna el de Princeps de Aragón, lo que unifica los dos territorios en las manos de su hijo, Alfonso II de Aragón en 1164.

En 1469 tras la boda de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, la unión pacífica de los condados catalanes con el Reino de Aragón se vuelva a unir pacíficamente por un matrimonio esta vez con el Reino de Castilla. Esta unión dinástica se completó en 1516 bajo el cetro de Carlos I.

La Sublevación de Cataluña, en 1640 por la pérdida de privilegios medievales de la nobleza y con el interesado apoyo de Luis XIII de Francia, lo que aportó fue que el Condado del Rosellón y el de Cerdeña pasaran a propiedad francesa. Coincidente en el tiempo con la independencia de Portugal. Posteriormente en 1651 Felipe IV es reconocido como rey por la Diputación General.

Y llegamos a un fecha clave el año 1700, la llegada de los borbones con el apoyo de Francia y la aquiescencia de Inglaterra con el objetivo de no concentra el poder en el Archiduque Carlos de Austria. La monarquía queda en manos de Felipe V, quien se convierte en el primer rey de España, sin divisiones internas, tras salir victorioso de la guerra de sucesión. El apoyo ingles no salió gratis pues obtuvieron Gibraltar en 1713 y Menorca en 1714.

El siglo XVIII es el verdadero germen secesionista, ya que con la promulgación de los Decretos de Nueva Planta, se vieron abolidas las leyes e instituciones propias de los reinos de Valencia, de Aragón, de Mallorca y del Principado de Cataluña, integrantes de la Corona de Aragón, decantados por el Archiduque Carlos, siendo el fin así de la estructura de la Monarquía Hispánica de los Austrias.

El Siglo XIX, siglo convulso en la historia de España, comienza con la invasión napoleónica, la abolición de la Ley Sálica borbónica por Fernando VII y las consecuentes guerras carlistas, entre los partidarios de Isabel II hija de Fernando y los que apoyaban la opción de su tío, Carlos María Isidro, 1840.

De esos avatares llegó la I República, aunque efímera, abrió la puerta una nueva organización federal del Estado. Prat de la Riba impulsó la creación de la Mancomunidad de Cataluña, 1913-1923. Que casualmente suprimió el dictador Primo de Rivera aupado en parte con el apoyo de la burguesía catalana, 1923-1930.

Con la llegada de la II República, 1931-1939, llegaron las libertades, y en 1932 Lluís Companys promovió el Estatuto de Autonomía, para en 1934 proclamar el Estado Catalán de la República Federal Española.

El golpe de estado y la posterior dictadura, 1939-1975, aniquiló todas las libertades democráticas en España, actuando contra el catalán como idioma y su desarrollo cultural. Así como contra el Galego o el Euskera, fueron años de censura, cultural, política y social para todo el territorio.

Con la transición, en 1979, se retoma las demandas de los políticos catalanes con la aprobación de un nuevo Estatuto de Autonomía. En los albores del Siglo XXI, ha vuelto a alzarse la voz en nombre de una independencia auspiciada por las políticas de su actual Molt Honorable President, Artur Mas, que forzando la maquina pretende convertir unas elecciones al parlamento autonómico en un referéndum sobre la independencia el próximo 27 de septiembre. No parece que con el aval de la historia.

Consultar es legítimo si se hace dentro de la ley y sin ambigüedades, no es el caso, están poniendo en valor la animadversión que sentía Friedrich Nietzsche a esa democracia heredera del cristianismo, que maneja al pueblo como si de un rebaño se tratara, de esclavos bajo el paraguas nacionalista destructor de las libertades individuales, anulando el desarrollo de la sociedad.

Post data, todo puede y debe cambiar en aras de mejorar la calidad de vida y del entorno, pero…como las izquierdas republicanas defensoras de la unión y el progreso se unen con fuerza reaccionarias de la burguesía acomodada que solo persiguen el beneficio económico, v.g. familia Pujol, para separar…eso si que da que pensar…


Consultas realizadas,
http://buscon.rae.es/drae/srv/search?val=secesiones
http://lema.rae.es/drae/srv/search?key=independencia
https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_Catalu%C3%B1a
https://es.wikipedia.org/wiki/Friedrich_Nietzsche#Opiniones_pol.C3.ADticas
http://www.escohotado.org/ TEMA XXII. FILOSOFÍAS DE LA VIDA.
LIBRO: GEORGE H. SABINE, HISTORIA DE LA TEORIA POLÍTICA, MÉXICO, FCE, 2009.

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en 27 de septiembre, Cataluña, Elecciones autonómicas, Independencia, Referéndum y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s