CALENTAMIENTO GLOBAL

CALENTAMIENTO GLOBAL

(ALGO SE ESTÁ COCIENDO)

CalentitosEnvenena el río, y el río te envenenará a ti.
Anónimo.

Quemados lo que se dice quemados, quizás no, pero que lo que se está cociendo nos tiene más que calentitos. Cuando hablamos de cambio climático parece que lo hacemos sobre algo ajeno, que se escapa de nuestras manos.

No parece que sea un problema actual, grave y de efectos inmediatos. La utilización de sustancias como el glifosato, el vertido incontrolado de aguas residuales, la sobre explotación de los recursos naturales, las emisiones incontroladas a la atmosfera, son probablemente el mayor problema que ha tenido que afrontar la humanidad.

En lenguaje coloquial esto se traducirá en menos de 50 años en una subida media de las temperaturas de 2°C, lo que supondrá un ascenso de 4 metros del nivel del mar, provocando, deshielo de los polos, desaparición de islas y costas, cambios en plantas y especies, proliferación de parásitos, bacterias y toxinas, sequias, hambrunas, inundaciones, cambios en las estaciones, aumento de la acidez de los océanos, nuevos fenómenos como la isla de calor urbano, las olas de calor  que traerán aparejadas muertes, fallos orgánicos, en el sistema nervioso y cerebral, y sus consecuencias futuras.

Wilhelm Dilthey definió tres cosmovisiones, weltanschauungen, formas contradictorias en la relación hombre versus naturaleza. En la naturalista el hombre se ve a sí mismo como la determinación de la naturaleza. La idealista, de la libertad, el hombre es consciente de su separación de la naturaleza gracias al libre albedrío. Y en la tercera, denominada idealismo objetivo el hombre es consciente de su armonía con la naturaleza. El filósofo quería desarrollar una concepción del mundo que nos sirviera para comprender y dar sentido a la vida, a la civilización. Qué lejos estamos.

Siendo conscientes de que una reflexión de esa enjundia es tarea harto complicada, y a la espera de entendimientos mayores, donde si han llegado en las reuniones que tratan el tema es a concluir que la causa principal del cambio climático son los gases de origen antropogénico, consecuencia de la actividad humana.

Reuniones CC
En los últimos 150 años se ha emitido el 80% de dióxido de carbono del total de la historia. Lo que tiene una clara relación causal con el desarrollo del sistema capitalista y como afecta este a la degradación del medio ambiente.

Las políticas públicas seguidas en la última legislatura en España, se han centrado en negar, vía primo presidencial, la naturaleza del cambio climático, en tumbar la ley de costas, la de parques nacionales o la de impacto ambiental, por resaltar algunas.

Para rematar con el famoso impuesto al sol, peaje de respaldo, del ministro Soria, que penaliza el autoconsumo energético privado a favor de las grandes eléctricas que controlan el 80% de la producción energética en el país. Teniendo en cuenta nuestra situación privilegiada climatológicamente hablando, parece que tienen mayor peso los privilegios, o privilegiados fichajes de los ex presidentes González por Gas Natural y Aznar por Endesa, vía puertas giratorias, que el interés general.

Otra política errónea del gobierno patrio, la apuesta por el AVE, si bien el tren es un medio de transporte alternativo y adecuado para combatir la emisión de gases, lo es en desplazamientos inferiores a 60 minutos, los de cercanías.

El tren en España es el causante de la emisión de un 2% de CO2 a la atmósfera, el transporte por carretera del 76%, por avión 12% y por barco el 10%. Tenemos una red ferroviaria de unos 15.000 km, frente a los 31.000 km de Francia, o los 19.000 de Polonia, 34.000 de Alemania o 17.000 de Italia.

Con estos datos, suponiendo el transporte el 40% de nuestro gasto energético que provoca el 35% de las emisiones totales de CO2, se apuesta por el AVE con un 10% de desplazamientos, en detrimento del tren convencional, dejando un rosario de estaciones fantasmas por toda la geografía, Guadalajara-Yebes verbigracia, con ciudad incluida para sonrojo futuro.

Una vez esbozado un mapa del panorama nacional, entendemos la actitud del gobierno, que refleja su ineptitud frente al calentamiento global, implantando el modelo energético de los años 70, dando alas a actividades como el Fracking, a la par que penaliza la instalación de placas fotovoltaicas para el consumo individual.

Por supuesto a la próxima Cumbre del Clima de París, denominada COP21 y que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre de este año, de gran relevancia porque de ella debería salir entre otros el acuerdo de reducción de emisiones que sustituya al Protocolo de Kioto a partir de 2020. España acude sin propuestas.

Post data, ante la impotencia que generan los gobiernos prepotentes, tan solo nos quedan las urnas…


Consultas realizadas,

¡España cobra un impuesto al sol!

https://es.wikipedia.org/wiki/Wilhelm_Dilthey

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en CAMBIO CLIMATICO, CO2, Conciencia cívica ciudadana, COP21, Ecología, Estado crítico, Políticas públicas, Realpolitik y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s