CICLOS ELECTORALES

CICLOS ELECTORALES

(SOLO PARTICIPAMOS CADA CUATRO AÑOS)

Una de romanosCuando intentamos aislar una cosa determinada, descubrimos que está unida a todas las cosas del universo.

JOHN MUIR.

A medida que nos vamos acercando al inicio del ciclo electoral, observamos con frustración e impotencia, como tras años de obras paradas, aceras y calles levantadas, en un breve lapso se cierran todas, se corta el lazo y se anuncian en grandes carteles los próximos proyectos.

¿Quiénes formulan nuestras políticas públicas? ¿Cómo se desarrollan los procesos decisionales? ¿Quién configura la agenda pública? ¿Por qué nadie evalúa estas políticas una vez implementadas? ¿Por qué no se hacen análisis comparados? ¿Cuándo se exigirán responsabilidades?

La toma de decisiones se puede considerar a distintos niveles, al nivel de estados la influencia de organizaciones supranacionales o la influencia de los mercados pueden restar independencia a la hora de tomar decisiones, son los efectos de la poliarquía de R. Dahl.

Dentro del propio Estado, el debate se centra en el grado de participación de los ciudadanos en el proceso de elaboración de políticas públicas. Con gobiernos de tipo tecnocrático la toma de decisiones se deja en manos de los políticos, es lo que conocemos por Hibbing y Theiss-Mores como democracia sigilosa, frente al tipo de gobiernos que buscan gobernanza abierta. Entre estos dos puntos coexiste un amplio abanico de posibilidades.

Los ayuntamientos son los gobiernos más cercanos a los ciudadanos, donde la participación se hace más necesaria y conlleva menos dificultad, se da más participación a través de asociaciones vecinales, grupos culturales y otros. Aunque como dice el profesor Vincenç Navarro la inmodélica transición derivó en una ciudadanía permisiva y moralmente servil.

Para explicar el porqué de determinadas decisiones políticas, en principio no muy contrastadas, el profesor Navarro aduce a la falta de diversidad ideológica, la escasa representatividad institucional, el fraude y la corrupción, la desigualdad en la distribución de la riqueza, entre otras.

Como consecuencia de la falta de participación ciudadana, surgen voces jóvenes, abstencionistas en los procesos electorales tradicionales, normalmente con pocos ingresos y desde posiciones ideológicas de izquierdas, reclamando dicha participación en el proceso de creación y desarrollo de las políticas públicas.

Estos grupos si bien se aglutinaron en un principio como voces aisladas en el llamado movimiento 15-M, ahora parecen reunirse en torno al partido Podemos, y a sus círculos de participación, las próximas elecciones, la falta de sensibilidad ante los referéndums de Catalunya o Canarias, el incumplimiento sistemático de los programas electorales, así como el hartazgo ante el fraude y la corrupción sistémica quizá provoque un cambio de modelo.

A nivel local el máximo grado de participación se da en Figaró, un pueblo de la provincia de Barcelona, que ejerce la gestión de lo público desde hace años de manera asamblearia, y los vecinos pueden incluso elegir a qué se destinan los recursos, igual este es el camino a seguir.

Por el contrario, abundan los casos de no participación como en Guadalajara donde se crean necesidades no demandadas, nueva piscina cubierta, en detrimento de completar la ejecución de la ampliación del Hospital General Universitario, que permanece en espera.

         Guadalajara casco antiguo. Calle Museo, 12/10/2014
Guadalajara casco antiguo. Calle Museo, 12/10/2014

Podemos concluir, y no es un juego de palabras, que los ciudadanos las prioridades son unas, mientras que para las élites políticas, llamémosle casta, son otras. Para los primeros la importancia radica en cubrir sus necesidades vitales, para los segundos los tiempos corren a ritmo electoral y no precisamente para hacer políticas, si no para controlar la política.

Recurramos a los filósofos como medida de escape y solución. René Descartes nos propuso la duda, como herramienta para tomar buenas decisiones, para alcanzar lo evidente, ir de lo más simple a lo más complejo en busca del bien supremo. Ante la sevicia ejercida desde la casta, no cabe imprecar, pero igual si dudar antes de volver a votar a los mismos.

Post data, En Castilla sin mácula, por acción de la peineta, mantilla en mano y llena de dolor, la Junta tendrá que pagar 120.000 euros por despedir de forma improcedente a dos conductores, tranquilos responderemos solidariamente con nuestros impuestos, a la vez que estupefactos escuchamos sus soporíferas declaraciones respecto a la herencia recibida.

Consultas realizadas,
http://www.eldiario.es/clm/Junta-pagar-despedir-improcedente-conductores_0_323018129.html

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Estado crítico, Gobierno Abierto, Participación ciudadana, Realpolitik y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CICLOS ELECTORALES

  1. Pingback: DIPUTADOS Y SENADORES | politiquea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s