CONSTITUCIÓN

CONSTITUCIÓN

(REFORMAS SIN CONSENSO)

Una aparición MarianaLo inesperado es nuestra esperanza.

Federico Mayor Zaragoza.

Con cierto, desconcierto, se abre el debate sobre la reforma de la Constitución. Como todo movimiento que se inicia las fuerzas impulsoras vienen de distintos espacios y con desigual intensidad, y a la par surgen movimientos colaterales, los cuales si bien ralentizan el debate y estudio de la Carta Magna en los foros adecuados, aceleran unilateralmente y al amparo de la mayoría absoluta de los votos válidos en 2011, el cambio de las reglas del juego.

Basta recordar la reforma constitucional del art. 135 por la puerta de atrás para no salir apestados de la contrarreforma de la ley electoral desde las cloacas morales del miedo a perder gobiernos locales, donde unos gobernantes ejercen bajo el yugo de la sospecha de obtener pingües beneficios de manera no muy transparente. La pérdida del control sobre estos manejos pudiera ocasionar tal daño, que más que por justicia democrática se cambia la ley para que no se sepa cuan infectos están esos gobiernos.

Tomás Moro se enfrentó en su día a problemas políticos similares con la reforma protestante, hoy ni protestamos ante tanta reforma que da forma al imperio de los corruptos, entonces como ahora el gobierno no atacaba los males sociales y cobraba mediante argucias leguleyescas cada vez más impuestos. La solución que nos ofrecía este Pensador, era abolir la desigualdad de clases dentro de una sociedad justa e igualitaria, en una comunidad cooperativa.

Pero en este mundo cada vez más globalizado, 85 personas acumulan, según Oxfam, el mismo dinero que el 50% de la población. En una sociedad que juzga a jueces, salva bancos frente a ciudadanos, limita libertades a la vez que mira para otro lado ante la avaricia ilimitada de algunos de sus gobernantes perpetuos. La solución de plasmariano, es que gane la lista más votada, para evitar que les den el bote y mañana todos a chirona.

Alcanzar el consenso necesario para soportar todas las reformas que necesita nuestra débil democracia, que de lo primero tiene mucho y de lo segundo poco, es una tarea enrevesada, si, en lugar de acometerla con compromiso, se difumina o difiere en un entorno donde la corrupción, y engaño campan a sus anchas, el resultado será un #ppucherazo en toda regla.

Caseta en piscina municipal de Guadalajara, agosto de 2014.

Caseta en piscina municipal de Guadalajara, agosto de 2014.

Esto tiene una posible solución cambiando la Forma de Estado  de uno unitario-autonómico por una federación asimétrica como recomienda Eliseo Aja, tras un análisis bien definido optar por un Sistema de Gobierno en el que el Senado se convierta en una cámara territorial que dé cabida a la pluralidad actual. Para lo cual habría que modificar el Título VIII de la Constitución, después vendría el cambio del Sistema electoral, adecuado para dar representación a esta pluralidad con las minorías regionales incluidas, modificando la Ley Orgánica del Régimen Electoral.

Indudablemente todo esto no puede ser acometido con la premura de unas elecciones autonómicas y locales a la vista, si no tras un debate amplio y con participación de todas las fuerzas sociales implicadas, políticas, sociales, académicas, administrativas, empresariales y otras. Y los referéndums secesionistas, las reclamaciones territoriales al otro lado de la verja, no pueden distraernos de la situación de asalto a la democracia que un gobierno dispuesto a todo por acaparar el poder, sin temor a rendir cuentas, ni rubor ante una mala calidad del gobierno local, pretenda una reforma irresponsable, eludiendo el debate democrático.

¿Acaso sabedores de que no existe el castigo electoral?

Post data, En Castilla sin mácula, la dolorosa inicio el banco de pruebas del nuevo prototipo de gerrymandering, igual si prueba el banquillo, no vuelve a jugar con lo que es de la comunidad…… La República como Sistema Político implica responsabilidad, al contrario que la Monarquía apoyada en un Golpe militar, heredera de extraños apaños jurídico-políticos.

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Conciencia cívica ciudadana, Constitución, Estado crítico, Sistema de Gobierno, Sistema electoral y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s