CONCIENCIA CÍVICA CIUDADANA

CONCIENCIA CÍVICA CIUDADANA

(BUSCAR OTROS MODELOS DE PARTICIPACIÓN)Una de Romanos


Somos lo que hacemos día a día, de modo que la excelencia no es un acto sino un hábito.
Aristóteles, el estagirita.


Eran otros tiempos, y el tiempo transcurrido es nada, 25 siglos después de las formas ideales de gobierno que nos definió Aristóteles de Estagira, solo nos han gobernado sus corrupciones, la tiranía, la oligarquía y la demagogia, definición esta última en griego de demokratia, junto con sus nuevas versiones, cleptocracia, plutocracia, burocracia, autocracia y nepotismo.

Al gobierno de todos los ciudadanos, basado en el respeto a una Constitución pensada y votada por todos, no se le ha dado ninguna oportunidad, su aproximación poco duradera fue la fallida II República española. El ataque internacional a la que fue sometida, sobre todo desde la Europa central, la que hoy también nos presiona, Alemania, Francia y Reino Unido, con la pasividad del resto y apoyo de los hoy también reprimidos Portugal e Italia. Nos hace replantearnos la actual situación desde una perspectiva nada halagüeña, lo que realmente interesa es retroalimentar a los mercados.

La III República ya está aquí.

La III República ya está aquí.

Los mercados hay que entenderlos como el patio de recreo de las corporaciones, esos entes sin cuerpo ni alma, que están por encima de todo y de todos, incluidos gobiernos y gobernantes. Vivimos en un mundo donde pronto nos privatizaran hasta el agua de la lluvia, como ya intentaron en Bolivia, impulsada por el Banco Mundial, la multinacional Bechtel firmó un contrato con Hugo Banzer, presidente y antiguo dictador de Bolivia, para privatizar el servicio de suministro de agua a Cochabamba .

El hombre es un animal político, decía el de Estagira, y toda comunidad política se asienta sobre una pluralidad de diferencias, en donde el gobierno de todos se basa en el respeto a un marco legal pensado y votado por todos, revisado para adecuarlo a su tiempo. Para Aristóteles el Estado era una institución fundamentalmente ética. Pero qué podemos esperar los ciudadanos de Guadalajara donde queda claro que somos animales y la política es cosa de los de siempre, donde la pluralidad de diferencias se dirimen según a que hermandad pertenezcas y el gobierno en manos de la casta de la caspa, siempre nos es esquivo.

No coment. Abril 2014

Las normas se modifican para que en épocas de austeridad y sacrificio, en las que una parte de la población pasa por dificultades gravosas, se encuentra tiempo y dinero para acometer obras como la piscina privada en suelo público, reformar calles en dirección única, llenar las aceras de bolardos, poner televisiones en las paradas de autobús, cambiar ventanas en la bicentenaria, reducir aparcamientos en azul o verde, aunque para colores los que se nos ponen cuando leemos el diario El País , y nos enteramos de la sospecha que cierne sobre la virtud del máximo responsable del operativo vial local.

A golpe de talón, orden de mayordomo mediante y golpe de pecho compungido, olvidamos que la ciudad es nuestra y no de unos capuchinos que algo esconderán tan tapados ellos, que salen de noche y en silencio, que rememoran la sangre y el dolor ajeno, y ajenos a la realidad que les rodea adormecen las conciencias de quienes se alimentan, todo atado y bien atado diría otro, y el elefante blanco que se ande con ojo, no sea que con la edad al regio le dé por cazar elefantes y se autoflagele.

Es posible que con un sistema electoral corregido, la democracia manida y sin usar, estuviera al alcance de los ciudadanos, pero también es necesario promover la formación en virtú, estimular la bondad en general y promover lo racional.

Dependiendo del sistema de asignación de escaños que adoptemos, métodos hay varios, D’Hondt, Sainte-Lagüe, Hill-Huntinton, Hare, Cociente Droop, Imperiali, Regla de Hamilton, por enumerar algunos. El tipo de lista electoral que elijamos, abiertas, cerradas o combinadas. La forma de voto, único, múltiple, transferible. En sistemas proporcionales o mayoritarios. De circunscripción única o no, determinando quien sí y quien no puede ejercer el derecho al voto, la duración del mandato y la ley electoral. Podremos configurar un consenso sobre lo que es más equitativo, sin embargo sin conciencia cívica ciudadana dará igual, no puede haber democracia, ni siquiera de refilón, resfilón si eres Borbón, cuando el mayor representante del Estado, lo es porque le puso quien le puso. A por la tercera que va la vencida.


Mientras haya un saharaui vivo, la causa saharaui seguirá viva.
Sidi al final del RAICES Y CLAMOR. Documental de Ebbaba Hameidi


Post data, como no van a agolparse en la valla de Melilla, y no tanto en la de Ceuta, nadie en la Isla Perejil, es cosa de hombres la última frontera, si hasta en Guadalajara ponen tele en las paradas de autobús, con la afluencia de paso y de gentes que tienen, ¿por qué pensarán los del Sahel que aquí atamos los perros con longaniza?…….


• The Corporation, Corporaciones. ¿Instituciones o psicópatas?, en España. 2003. Jennifer Abbott, Mark Achbar y Joel Bakan.
http://politica.elpais.com/politica/2014/04/02/actualidad/1396450229_515320.html
Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Cleptocracia, Conciencia cívica ciudadana, Participación ciudadana, Sistema electoral y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s