Guadalajara a vista de pájaro

Guadalajara a vista de pájaro

Plaza del Concejo

Madīnat al-Faray, que ahora se llama Guadalajara, se encuentra situada al nordeste de Córdoba, en la orilla del wād al-aŷara.

De Ahmad al-Razi, apud. ORTIZ (2006), pág. 22.

Es así como han transitado por sus calles los que en algún momento vivieron en esta gastada ciudad. Desde el principio quedó clara la confusión, primero respecto a su ubicación, diferente según la época. El origen celtíbero de Guadalajara se sitúa en la existencia del antiguo asentamiento de Carae o Caraca, descrito por Plutarco, ( Relaciones topográficas de Felipe II). El Itinerario de Antonino sitúa en la vía Domiciana el asentamiento ibero de Arriaca, (Relaciones topográficas de Felipe II).

Sin tener constancia física de estos dos asentamientos en las cercanías de Guadalajara, si se han descubierto en toda la vega del río Henares restos arqueológicos de diversas épocas, desde el Neolítico hasta visigóticos, como necrópolis, cerámicas o algunas partes de origen romano del puente del Henares. Pese a todo, no hay nada que indique un asentamiento permanente de población en Guadalajara antes del siglo VIII con la fundación de la madīnat al-Faray andalusí, (wikipedia).

Posteriormente se aclaró su nombre a partir de confusos orígenes, «Wād al-aŷara» era originalmente el nombre dado al río Henares, y posteriormente fue dado también a madīnat al-Faray. Comúnmente se ha traducido «wād al-aŷara» como «río de piedras», haciendo referencia al escaso caudal del río y a la abundancia de cantos rodados en su lecho,(RANZ YUBERO, José Antonio. Diccionario de toponimia de Guadalajara. Aache ediciones. Guadalajara, 2007. Páginas 85 y 86). En las relaciones topográficas es nombre arábigo, que Guadal en arabigo quiere decir agua, y en ella y á sus rededores ay muchas aguas, y singulares manantiales de fuentes. Xara quiere decir piedras, y por las muchas que ay do nacen las dhas fuentes sele pudo poner justamente el dicho nombre. (Relaciones topográficas de Felipe II).

Para continuar aclarando que su gentilicio es guadalajareño, caracense o arriácense y no alcarreño como se baraja. Situada hasta el momento entre la Campiña al norte y la Alcarria por el este y sur, el oeste es lejano por ser frontera política con Madrid. En las relaciones topográficas del rey devoto, la describe así, Es Ciudad sana por que tiene mui buen cielo, y suelo, y participa de suaves influencias del, antes llana que aspera, puesta en medio de Alcarria y Campo. (Relaciones topográficas de Felipe II).

Aclarado pues y sin confusión alguna, siempre esta ciudad ha nadado a contracorriente. Ningún gobernante se hizo merecedor de tal cargo, en parte porque es una ciudad que se nutre de la provincia a la que da nombre, (resultado de la división propuesta por Javier de Burgos en 1833 con los recortes de las provincias circundantes). Nadie es de aquí, quien no tiene pueblo no tiene raíces, vivimos en pueblo con habitantes de otros pueblos desde donde defendemos con ahínco lo que permitimos en esta ciudad, la respetamos como a la tía solterona, de la que ya solo esperamos lo que nos ha de dejar, en previsión del sabio abuelo. En palabras del profesor Escohotado, este es el arjé, que para Tales de Mileto era el agua y para nosotros la piedra y no cualquiera de este río o de sus tapadas calzadas que desde la ciudad vieja desembocan en el río Henares, es la piedra con la que hemos topado todos desde el principio o al menos desde que tenemos noticia o quizás solo de lo que tenemos noticia.

Pero sea así o de cualquier otra forma, la ciudad como tal no ha progresado adecuadamente, su desarrollo urbanístico ha sido de espalda a la integración social, a su vecindad, se construyeron semiguetos, los ensanches se levantaron sobre barrancos. Este desarrollo desigual y discontinuo lo pagamos entre todos. Tanto crecimiento no tuvo por principios más que el interés económico de quienes inflaron la burbuja del ladrillo y se desinflaron de incognito.

La distribución del espacio educativo no soporta la lógica, ni en el plano geográfico ni en el plano de la oferta académica. La distribución de los nuevos centros adolece de una planificación, se llevó a cabo a salto de mata, nunca se pensó en espacios educativos abiertos, sino en centros de recogimiento a tenor de sus diseños y equipamientos. Sería razonable pensar, también en esto, que las pocas voces egregias, hayan sido de gargantas que emigraron de la ciudad en su más tierna infancia, Buero Vallejo, Clara Sánchez, o silenciadas por el olvido ignominioso como la de José Herrera, Petere.

El drama alcanza cotas de tragedia, ahora más griega que nunca, en la escena universitaria. Donde nos encontramos deslocalizados con una universidad de otra comunidad, que presta sus servicios repartidos en varias dependencias de la ciudad, incluso en barracones sobre el barranco del Coquín, con lo fácil que sería nacionalizar el colegio de Adoratrices, que mejor emplazamiento para un campus digno. Y así que la obra y gracia de la Doña, María Diega Desmaissieres Sevillano (1852-1916). Condesa de la Vega del Pozo, Marquesa de los Llanos de Alguaza y Duquesa de Sevillano; fuera devuelta a la ciudad, a la que tanto ordeñó y de la que solo recintos cerrados nos dejó. O utilizar el ya nacional y defensivo colegio aledaño al citado barranco frente a lo que queda del palacio de Montes Claros, situado en el arrabal judío, cerrado y propiedad del Ministerio de Defensa, para defensa de la educación, que mejor batalla.

La ubicación de los polígonos otrora industriales y ahora en horas bajas tampoco es la más idónea, alejada de la principal vía terrestre y sin conexión ferroviaria, a pesar de su proximidad, no parece eficiente tener la zona más llana y cómoda para la industria y vivir en cuesta, con lo que cuesta, también al erario público.

Del transporte mejor no hablamos, si lo ponemos en relación con todo lo anterior, probablemente entenderemos algo. Lo que es incomprensible la falta de integración de las dos estaciones de ferrocarril con las que cuenta la ciudad y el poco provecho que se las saca, eso sí es probable que estén ahí porque sea el camino más corto entre Madrid y Zaragoza, tanto de ida como de vuelta, o no, pero muy importante esto, o aquello.

De la arquitectura heredada, tenemos constancia de lo que la ha costado llegar hasta estos, ora nuestros, ora de la Troika. Entre amputaciones, Capilla (gasolinera) de los Urbina, Convento de los Remedios, de los Dominicos, como al ábside de San Gil, donde brotó un cubo de cristal negro, en rigor, pienso yo, de luto por los ciudadanos que se reunieron en su día en concejo con sus dos alcaldes tras pasar por la calle del Arco, o desaparecidos como los dientes del tío Clemente, para muestra un paseo por el centro de la Ciudad, los claros se los cargo la crisis y la falta de profilaxis.  Los huecos en el deber del Alcalde de turno. La ausencia de lo derruido, expoliado, quemado, saqueado o simplemente bombardeado, cubre con su polvo la vergüenza de la memoria.

De las insignes y costosas estatuas que decoran la ciudad, el tamaño se corresponde con el momento de bonanza de las arcas municipales que siempre encuentran dinero para cosas necesarias como túneles. Algunos ni si quiera pusieron pie en ella, eso sí, se caracterizan por su tinte conservador bien conservado. Pues hete aquí que no encontraremos cosa memorable que avale alguna de ellas. Algunas acertadamente retiradas a pesar de haber sido sufragadas por suscripción popular, como nos comenta el ilustre guadalajareño, profesor Jesús de Andrés  en su, Informe solicitado por el Excmo. Ayuntamiento de Guadalajara sobre la posible retirada de las estatuas del general franco y de José Antonio Primo de Rivera, ubicadas en el espacio público de la ciudad (plaza de Fernando Beladíez y parque de la concordia). Otras cambiadas en busca de ubicación adecuada, restauradas para que el brillo despierte el tino de la paloma cuando arroja el guano, y otras más, puestas sin más.

Del callejero mejor no hablar entre tanto santo y militar, tenemos virgen, pero no del Pilar, santa, pero no Fermín, un campo de fútbol con nombre heredado y balcón, y hasta edificio con albero. De sus calles estrechas y empinadas que endurecen el carácter y animan a quedarse en casa, hay que resaltar su delimitación por postes, hitos, pilonas y bolardos de protección y bien que se protegen, que solo permiten pasear por ellas a las farolas.

Para el que hasta aquí haya llegado, si es que alguien lo empezó, que no piense que es una crítica furibunda, sino una descripción totalmente subjetiva de lo que un día liberó Alvar Fañez de Minaya, y adormeció la dictadura. Con el único interés de que su amanecer me coja despierto.

Vuelta al arjé, como principio del movimiento, causa inmanente, no trascendente pero con trascendencia. Si la piedra no fue el principio como ha quedado demostrado, el agua de Tales, tampoco es, basta con asomarse al puente volante y ver pasar el agua dolora, edora y sápida, para saber, que esta agua no moverá molino. Sobre esta agua que nace en el principio de los tiempos, concretamente en Horna, descendemos por sus rápidos hasta las cifras austeras de la realidad que nos rodea.

Según el último estudio publicado por los profesores José Félix Tezanos y Verónica Díaz Moreno, en el Dossier nº 23 de noviembre de 2013 de la revista Temas nº 228, el Grupo de Estudio sobre Tendencias Sociales concluye que en el año electoral 2011, el 77,3% de la población creía que en el mundo actual las desigualdades habían aumentado y el 43,6% que los jóvenes vivirían peor, esto con un electorado que se consideraba de izquierdas en un 43,7%, de derechas 32,9% e indiferente en un 23,4%. En este panorama representado en el estudio las ciudades entre 50.000 y 100.000 habitantes seria el ámbito donde la izquierda obtendría mayor apoyo, pues bien en Guadalajara la derecha arrasó como el fuego en pasto seco.

El resultado de las Elecciones Municipales en Guadalajara, PP el 45%, PSOE el 35% e IU el 6%. En las Elecciones Generales fue el siguiente, PP el 54%, PSOE el 30%, IU el 6% y UPYD el 3%; todo ello con una participación entorno al 74% en ambas convocatorias. Las primeras celebradas el 22 de mayo y las segundas el 20 de noviembre (y bien que lo están celebrando algunos). Han pasado dos años como si hubiéramos rebobinado sesenta, de recortes, subidas de impuestos, pérdida de derechos y libertades, todo como si no hubiera pasado nada

Una ciudad con una población según el INE de 84.803 habitantes a 01/01/2012, la provincia cuenta en la misma fecha con 259.537 pobladores, siendo la población mayor de 16 años y más años por relación con la actividad económica, sexo en la provincia de 201.800 personas, donde 101.300 trabajadores están ocupados y en ese momento eran 28.300 los trabajadores sin empleo, casi podemos decir que de cada 3 personas en edad de trabajar 1 no tiene trabajo según informa la Encuesta de Población Activa para el tercer trimestre de 2013.

Estos datos se obtienen sobre la población activa inscrita tanto en la (in)Seguridad Social como en la Oficina de (des)Empleo, digo esto porque quienes trabajan en la economía sumergida camuflando la realidad microeconómica, en condiciones ominosas o aquellos que por distintos motivos no acuden a renovar su tarjeta/papeleta de desempleado, no computan y de hacerlo reflejarían una realidad incluso más cruda si cabe, aunque basta una mirada retrospectiva  para darnos cuenta de esta situación aciaga, si una imagen vale más que mil palabras, también vale más que veinte mil cifras.

En este escenario en la opinión pública solo ha calado para lo poco que valen los sindicatos y, cuando han convocado alguna manifestación de fuerza y a la fuerza, se han quedado solos o mal acompañados por aquellos que ostentaron en su momento el poder y no hicieron nada y ahora vienen con demagogia de diccionario. No quiero mencionar la participación en las convocatorias de huelga, dos generales y muchas parciales o por sectores, huelga decir que por no molestar al resto, como si no afectase a toda la ciudadanía.  Ante este panorama, seguimos dormidos como el oso en invierno y la revolución esperando que ser escriba en los libros de historia.

 

Decía Antonio Machado que

“es propio de hombres de cabezas medianas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza”.

Post data,

Esta es la opinión del descosido, vamos que no llega ha roto, y cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia, o no, por casualidad.

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Arriaca, Caraca, Carae, Estado crítico, Guadalajara, Madinat al-Faray, wād al-ḥaŷara y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s